Laudato sí

Francisco amplió un pensamiento que une la protección del medioambiente con la ecología humana, como lo enseñaron Juan XXIII, Paulo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Sabía que su texto iba a incomodar a grandes multinacionales de la minería, el petróleo, la agroindustria y el impulso al consumismo, que sostienen la hipótesis de que es el planeta el que genera en sus ciclos el calentamiento global.

Luadato

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Nunca antes como ahora, la Iglesia había puesto sobre la agenda mundial el tema de la protección del planeta. El Papa Francisco, en 2015, promulgó la encíclica Laudato Sì, el cuidado de la Casa Común, e incidió directamente sobre los acuerdos logrados en la Cumbre de París sobre Cambio Climático y en la definición de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La encíclica es una hoja de ruta de obligatoria referencia para enfrentar los desafíos y los retos de la acción humana sobre la biodiversidad mundial. Un compromiso con la ecología integral. Y nosotros lo haremos desde una visión con equidad humana y territorial.

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Close Bitnami banner
Bitnami