Un año para la ciencia

Si el COVID-19 fue el hecho del año en el mundo, el hallazgo de la vacuna para combatirlo es, sin duda, el mayor logro de la ciencia en este 2020 y lo seguirá siendo hasta tanto se supere la peor pandemia de la historia. La humanidad comienza una nueva era planetaria, en la que el cambio climático dominará la agenda global por mucho tiempo, esta vez en la búsqueda de una “conciencia de rebaño” que evite una destrucción total de la naturaleza, incluida la especie humana. Estos son los hitos de 2020.

coronavirus-pandemia-2020
No hacen falta las palabras. Este es el hecho de 2020: la pandemia. Getty Imaneges.

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

La ciencia siempre lo ha sido, pero pocas veces como en este 2020, la humanidad dependió tanto de su trabajo para enfrentar la peor pandemia de la historia: el COVID-19. Y nunca como ahora, la comunidad científica desarrolló tan rápido tantas vacunas experimentales contra un enemigo invisible y letal.

Es decir, el COVID-19 y la vacuna para combatirlo son los hechos más sobresalientes en términos de la ciencia y la investigación del año que cambió la vida en el planeta y las formas de relacionarnos con los demás seres vivos de la naturaleza.

La propia revista Science, quizás la de mayor prestigio en el mundo de la ciencia, catalogó el hallazgo de la vacuna contra el coronavirus como el descubrimiento científico más importante del año.

En su editorial de diciembre, la publicación aseguró que “nunca antes tantos investigadores, tantos competidores habían colaborado de forma tan abierta y frecuente, y nunca antes los gobiernos, la industria, el mundo académico y las organizaciones sin fines de lucro habían invertido tanto dinero, músculo y cerebro en la lucha contra la misma enfermedad infecciosa en tan poco tiempo”.

Y como efecto colateral de la pandemia, nunca antes la comunidad internacional había sufrido una crisis sanitaria, económica y social que obligara a cambiar en tan corto tiempo muchas de las costumbres y comportamientos de los seres humanos, incluidos los relacionados con el mundo digital, transaccional, de movilización global, de logística y, por supuesto, en el desarrollo de instrumentos clave para la medicina.

Uno de esos hechos tiene vigencia y aplicación en el territorio colombiano, en especial en Medellín, donde varias universidades y gremios lograron desarrollar en tiempo récord ventiladores mecánicos con tecnología local que hoy están disponibles para suplir las demandas que se hagan desde las Unidades de Cuidados Intensivos.

Las plataformas digitales también hicieron sus acoples a las demandas de los usuarios en campos vitales como los de la salud, el comercio electrónico, la seguridad, la educación, la movilidad y los servicios a domicilio. La transformación digital que estaba prevista para una década se dio en cuestión de meses y el mundo ha dado un salto exponencial.

Los otros grandes hechos

Al tiempo que se propagaba el virus y los científicos trabajaban 24/7 en la búsqueda de la vacuna, otra gran parte de la ciencia y la academia siguió encontrando respuestas a los desafíos planetarios.

En este 2020, se logró una mayor precisión en los pronósticos sobre el calentamiento global, quizás la amenaza más grave para nuestra vida en el planeta.

Fue así como un grupo de científicos que hace 40 años se preguntó ¿qué temperatura alcanzaría la Tierra si los humanos continuasen emitiendo gases con efecto invernadero?, ahora, gracias al avance en sus modelos, pudieron abandonar los escenarios más tibios así como los más catastróficos, haciendo estimaciones más precisas.

COVID19 vacuna pandemia
El hallazgo de una vacuna como respuesta a la peor pandemia de la historia es el otro gran acontecimiento científico de 2020. Getty Imaneges.

Los nuevos modelos para pronosticar el clima son ahora mucho más precisos que antes. Reducir el margen ha sido un logro que ha tomado décadas. En 2020, estos avances han permitido que 25 científicos afiliados al Programa de Mundial de Investigaciones Climáticas redujeran este rango a entre 2,6ºC y 3,9ºC.

Hace cuatro décadas, esos mismos científicos creían que ese rango estaría entre los 3.5ºC y los 4.1ºC, algo, igualmente, catastrófico.

Así mismo, y ampliando la fascinación de la ciencia por el comportamiento de las aves, el año que termina pudo comprobar el valor que tienen para entender cómo funcionan los ecosistemas y qué información nos brindan para tomar decisiones basadas en la naturaleza.

Aves que predicen fuerza de huracanes

A comienzos de noviembre, tal como lo publicamos en nuestro portal, el ornitólogo Christopher Heckscher comprobó que las aves migratorias, en este caso el zarzal, una especie de pájaro que habita las zonas tropicales del Continente, ofrecían información más precisa y con mayor anticipación sobre la fuerza de los huracanes que la de los propios meteorólogos.

En este 2020, otros investigadores ratificaron los hallazgos en otras aves y establecieron que pese a que éstas tienen un cerebro más chico que una nuez, eso no quita que las aves sean animales de una inteligencia extraordinaria y sorprendentes poderes mentales.

Dos estudios así lo revelaron. Uno, estableció que parte del cerebro aviar se parece al neocortex humano, la fuente de la inteligencia humana. El otro mostró que las cornejas negras (un tipo de ave de la familia Corvidae) pueden ser capaces de tener algo similar al pensamiento consciente (una suerte de representación mental de lo que ven).

Esta conciencia sensorial es una forma rudimentaria de la conciencia de uno mismo que experimentan los humanos. “Su presencia tanto en aves como en mamíferos indica que el origen de alguna forma de consciencia podría remontarse a unos 320 millones de años, hasta nuestro último ancestro común”, dijo en su portal la BBC de Londres.

No menos importante para la comunidad científica fue el hallazgo de fosfina en una de las superficies del planeta Venus y con ella la posibilidad de la existencia de una forma de vida por fuera de la Tierra, aunque los expertos coincidieran en que harán falta muchas más pruebas y viajes espaciales para obtener más información. La búsqueda de vida en el sistema solar seguirá siendo una tarea para los terrícolas.

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Noticias relacionadas por autor

Noticias relacionadas por temática

Close Bitnami banner
Bitnami