Tipos de gases de efecto invernadero, consecuencias y cómo prevenirlos

Los gases de efecto invernadero son aquellos que se acumulan en la atmósfera de la Tierra, aumentando la capacidad de la atmósfera de retener radiación infrarroja en el planeta. El resultado de esto es el llamado efecto invernadero

Gases de efecto invernadero

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

El efecto invernadero contribuye naturalmente al calentamiento global del planeta, sin el cual la tierra sería helada. El problema con el cambio climático no es la producción del efecto invernadero, sino su aumento por las emisiones que producimos los humanos. 

El descubrimiento de este fenómeno se ha atribuido a John Tyndall, físico irlandés, conocido por sus investigaciones sobre el efecto Tyndall. Sin embargo, fue la científica estadounidense Eunice Newton quien primero teorizó sobre los gases de efecto invernadero y su papel en el calentamiento del planeta.

El estudio sobre los gases de efecto invernadero ha sido puesto sobre la mesa, como discusión primordial, gracias al interés de la humanidad por las emisiones de CO2 y cómo la revolución industrial configuró el inicio de toda una serie de cambios que influyen en la emisión de este tipo de gases nocivos para el planeta y sus habitantes. 

¿Cuáles son los tipos de gases de efecto invernadero? ¿Cuáles son sus efectos? ¿Cómo afectan estos gases al medio ambiente y a la salud humana? En este artículo conocerá todos estos aspectos que afectan, de manera considerable, a los seres vivos y su entorno.

Tipos de gases de efecto invernadero

Los gases que ingresan a la atmósfera y producen el efecto invernadero incluyen los siguientes:

Vapor de agua

Este es el resultado de la evaporación del agua. La cantidad del vapor de agua en la atmósfera está relacionada con la temperatura de la superficie de los océanos. Mayor parte de este gas de efecto invernadero se origina naturalmente, sin intervención humana. 

Dióxido de carbono (CO2)

El CO2 es uno de los principales y más conocidos gases de efecto invernadero. Está asociado con actividades humanas y es considerado como el principal responsable de la alteración humana del efecto invernadero. Se concentra en la atmósfera, en un mayor porcentaje, como resultado del uso de combustibles fósiles (petróleo, madera, carbón). También es resultado de procesos naturales como las emisiones de gases por erupciones volcánicas e incendios forestales y la fotosíntesis de las plantas.

Clorofluorocarbonos (CFC)

Se encuentran como uso industrial en los aerosoles, aislantes eléctricos, la producción de aluminio y agravan la concentración particulada de este gas en la atmósfera, potenciando el efecto invernadero. 

Metano (CH4)

Es un resultado de fermentaciones de bacterias anaerobias que se encuentran en zonas pantanosas, cultivos de arroz y emisiones gastrointestinales del ganado. Como gas de efecto invernadero, el metano es mucho más potente que el dióxido de carbono; por eso las emisiones de metano (por ejemplo, por quema de gas natural y ganadería) pueden ser muy importantes aunque sean menores que las de dióxido de carbono.

El ozono troposférico (O3)

Tiene su origen en la quema de fuentes de energía contaminantes donde se usa óxido de nitrógeno (NO, NO2) y compuestos orgánicos volátiles (COV).

Óxido nitroso (N2O)

Es un tipo de gas que resulta del uso de fertilizantes nitrogenados en la agricultura extensiva. Los tubos de escape de los automóviles, los motores de los aviones, la fabricación del ácido nítrico y nylon también emiten este gas. 

¿Cómo se producen los gases de efecto invernadero?

Este tipo de gases se producen a través de dos procesos: el primero es por medio de alguna actividad natural, la respiración de los animales, plantas y humanos. 

Otra manera es gracias a las actividades del ser humano, donde se realizan procesos industriales para la creación de insumos plásticos, extracción y utilización de combustibles fósiles y fabricación de productos cotidianos que emiten gases fluorados, como: aerosoles, refrigeradores, aires acondicionados y espumas

Estos gases ascienden a la atmósfera y aumentan la absorción de radiación infrarroja de la Tierra, aumentando el efecto invernadero que calienta el planeta.

 

Gases de Efecto Invernadero

¿Cómo influye la alteración humana del efecto invernadero en la salud humana?

La alteración humana del efecto invernadero afecta las condiciones de vida del ser humano de las siguientes maneras: 

Alimentos escasos

“El cambio climático está sembrando serias dudas sobre la disponibilidad de alimentos”, afirma la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 

Un ejemplo fiel sobre la escasez masiva de alimentos estaría reflejado en regiones como el África subsahariana y al Asia meridional, donde el descenso en la producción agrícola conduce directamente a la falta de alimento. 

Propagación de enfermedades y pandemias

El calentamiento global permitirá que enfermedades de tipo infecciosas como el dengue o la malaria puedan propagarse por más zonas del planeta, según afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por otro lado el calor, cada vez en aumento, podrá agravar problemas respiratorios y cardiovasculares. 

Consecuencias de los gases de efecto invernadero en el medio ambiente

El aumento de la temperatura del planeta cambia las condiciones del medio ambiente, modificando los ciclos naturales y cambiando la coexistencia con los seres vivos. Estas son algunas consecuencias: 

  • Huracanes que surgen con mayor intensidad y cambian drásticamente sus categorías.
  • Deshielo de masas glaciares que liberan grandes masas de metano acumulado.
  • Aumento del nivel del mar, ocasionando inundaciones en zonas costeras e islas. 
  • Impactos sobre la ganadería y la agricultura por la alteración en los ciclos de crecimiento de las cosechas, gracias a la proliferación de insectos, hierbas invasoras y enfermedades que afectan a los cultivos.
  • Desertificación de zonas fértiles ocasionada por el calentamiento global. Según la ONU, en el Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación en 2018, “el 30% de las tierras están degradadas y han perdido su valor real”.

Actividades humanas que producen gases de efecto invernadero

    1. Agricultura: responsable de, aproximadamente, un cuarto de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, según la FAO; asegurando, además, que las emisiones se han duplicado en los últimos 50 años y podrían aumentar en un 30% para el 2050.
    2. Energía: según la Agencia Internacional de la Energía, “dos tercios de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero se deben al modo en que se produce y usa la energía”.
    3. El sistema de alimentación: alrededor del 30% de la energía mundial es consumida por el actual sistema alimentario. Según la FAO, el 70% de este porcentaje se gasta en la ejecución del transporte, el procesamiento, el embalaje, el almacenamiento, y la compraventa de alimentos.
    4. Transporte: las emisiones de dióxido de carbono, producidas por vehículos que funcionan por combustión de fósiles.
    5. Industria: la fabricación de productos químicos elaborados con base en nitrógeno emiten óxido nitroso, otro tipo de gas contaminante que aporta al calentamiento global. 

Todas estas actividades cotidianas, productos industriales y actividades del diario acontecer afectan la emisión de gases de efecto invernadero, que a corto, mediano y largo plazo afectan la calidad de vida de los seres vivos, los ecosistemas naturales y los ciclos de vida en el planeta. 

 

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Noticias relacionadas por autor

Noticias relacionadas por temática

Close Bitnami banner
Bitnami