Calentamiento global se acerca al límite acordado en París

La Organización Meteorológica Mundial de la ONU no se anda con tibiezas y advierte que la Tierra está cada vez más cerca de alcanzar un calentamiento por encima de los 1.5ºC durante los próximos cinco años y, por lo tanto, las metas acordadas en la Cumbre de París se desvanecen como hielo. Esa probabilidad está por encima del 40 por ciento y 2021 anticipa que será otro año marcado por los extremos: sequías y lluvias intensas, deshielo polar, aumento del nivel del mar, más fenómenos meteorológicos y más estragos sobre los sistemas alimentarios. Las cumbres que están por celebrarse, en junio, octubre y noviembre, serán quizás la última oportunidad para evitar el colapso.

calentamiento global, Nuqui, Choco
El calentamiento global sigue orbitando sobre nuestras vidas como un enemigo peligroso que se consolida detrás de las espaldas a los modelos sostenibles. Foto: Hernán Vanegas, Chocó.

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Seguimos caminando sobre láminas calientes. No logramos sofocar el calor. No vemos cómo siguen creciendo los niveles del mar y nos negamos a aceptar que hay “fuego en el 23”, como reza la canción de salsa. El problema es que los hechos son contundentes y los registros no admiten dudas: cada vez estamos más cerca de sentir que la temperatura de la Tierra aumenta por encima de los 1.5ºC respecto de los niveles preindustriales, con las consecuencias que ello tendrá para nuestra supervivencia.

Parece que no ha bastado tanta evidencia sobre cambio climático. Tuvimos en 2016 el año más caluroso desde que se mide la temperatura planetaria, pero después fue en 2020 que la tierra se recalentó por encima de los promedios históricos y vamos que nos las pelamos a superar los pronósticos antes de cinco años, según los datos más recientes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), organismo de la ONU.

Las cifras alertan de un 40% de probabilidades de que el planeta alcance esas temperaturas temporalmente durante este lustro y se diluyan los aún insuficientes, pero valiosos, esfuerzos por reducir el calentamiento global.

Como ha venido sucediendo ante nuestras miradas, habrá más deshielo, un mayor nivel del mar y más olas de calor y fenómenos meteorológicos extremos con mayores repercusiones en la seguridad alimentaria, dice la OMM.

Según el documento Global Annual to Decadal Climate Update (Boletín sobre el Clima Mundial Anual a Decenal), las estadísticas también marcan que es un 90% probable que en el periodo 2021-2025 se observe el año más cálido en la historia registrada. Hasta el momento 2016 ha sido el año más caliente.

Nevado del Ruiz
La pérdida de la capa de hielo de los nevados es fiel reflejo del calentamiento del planeta y del daño que los humanos hemos hecho sobre esos ecosistemas. Foto: Hernán Vanegas, Nevado del Ruiz.

El secretario general de la OMM, Petteri Taalas, en la presentación del informe no fue tibio y dijo de forma tajante de que “no se trata de meras estadísticas”. El estudio muestra que el planeta se acerca “de forma inexorable” al objetivo menos ambicioso del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático mucho antes del plazo fijado.

Como se sabe, dicho Acuerdo busca mantener el aumento de la temperatura mundial en este siglo muy por debajo de 2 °C con respecto de los niveles preindustriales, tratando de limitarlo a 1,5 °C.

“Es una nueva llamada de atención sobre la necesidad de acelerar la adopción de compromisos mundiales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y lograr la neutralidad en carbono”, enfatizó Taalas.

Ciclones, más calor, sequía…

La OMM alerta de que, entre 2021-2025, las regiones de latitudes altas recibirían más precipitaciones y habría más ciclones tropicales en el Atlántico que en el pasado reciente. Otras predicciones apuntan a que el Ártico se caliente más del doble que la media mundial en 2021 respecto del pasado reciente.

Es decir, esas imágenes vistas recientemente de un iceberg del tamaño (unos 4.200 kilómetros cuadrados) de una isla como la de Mallorca en España desprendiéndose del bloque polar podrían volverse paisaje.

Del mismo modo, el suroeste de América del Norte experimentaría condiciones más secas durante el año en curso.

Así las cosas, el organismo de la ONU insistió en la necesidad de trabajar en favor de la adaptación climática y recomendó a los países que continúen creando servicios indispensables para esa adaptación en sectores como la salud, el agua, la agricultura y las energías renovables. Instó a las naciones a promover sistemas de alerta temprana que reduzcan las consecuencias negativas de los fenómenos extremos.

Alimento, cambio climático
Como efecto colateral del cambio climático y del calentamiento global, los sistemas alimentarios seguirán sufriendo como consecuencia de los cambios extremos en el régimen de lluvias o sequias. Foto: Hernán Vanegas.

Actualmente, sólo la mitad de los 193 Estados miembros de la OMM cuenta con ellos y hay una carencia grave de datos meteorológicos, sobre todo en África y en los Estado insulares, lo que mina la exactitud de las alertas.

COVID-19: confinamiento sin impacto en la atmósfera

Los datos arrojados en el estudio de la OMM, en relación con los modelos de pronóstico, no tomaron en consideración los cambios en los niveles de las emisiones de gases de efecto invernadero y aerosoles fruto de las medidas de confinamiento adoptadas a raíz de la pandemia de COVID-19.

Hasta la fecha, los efectos de esas medidas en las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero han sido escasos a causa de la presencia prolongada de muchos de ellos en la atmósfera.

La OMM hizo hincapié en la importancia de las charlas sobre el cambio climático que tendrán lugar en noviembre de este año en el marco del 26º período de sesiones de la Conferencia de las Partes (COP26) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, así como las deliberaciones que se darán en la Cumbre de líderes del G-7, que se celebrará en el Reino Unido del 11 al 13 de junio.

Del mismo modo, la Cumbre sobre Diversidad Biológica que se hará en Kunming, China, en octubre, también será fundamental para incorporar a los acuerdos globales nuevas metas sobre protección de la biodiversidad, donde ojalá las “calenturas” políticas no aumenten las tensiones y, por el contrario, sean un compromiso más eficaz contra la fiebre planetaria.

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Noticias relacionadas por autor

Noticias relacionadas por temática

Close Bitnami banner
Bitnami