Cinco preguntas para comprender mejor la crisis de calidad del aire

¿De qué depende la calidad del aire de un territorio? ¿Cómo se diagnostica? ¿Están relacionadas las Crisis de Calidad del Aire y Emergencia Climática? En Territorios Sostenibles, de la mano de Low Carbon City, respondemos estas y otras preguntas.

contaminacion 6

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
¿Por qué decimos que hay una Crisis de Calidad del Aire?
  • De acuerdo con la OMS, al año mueren de manera prematura aproximadamente 4.2 millones de personas por enfermedades asociadas con la exposición a la contaminación atmosférica en ciudades y áreas rurales. Esta mortalidad está asociada con la exposición a partículas pequeñas de 2.5 micras o menos de diámetro (PM2.5), que causan enfermedades cardiovasculares y respiratorias, y cáncer.
  • De acuerdo con la OMS, en la actualidad, más del 90% de la población global reside en grandes centros urbanos, donde no se cumplen los niveles de calidad del aire dados por la OMS.
  • Hay evidencia científica cada vez más abundante de graves problemas de calidad del aire ocurriendo en diversas regiones del mundo.
  • Esta crisis es especialmente clara en territorios densamente poblados como las ciudades. En diversas áreas urbanas del mundo se han presentado episodios de contaminación atmosférica severa como resultado, generalmente, de la combinación de dos factores: altas emisiones y baja ventilación atmosférica.
  • La contaminación atmosférica puede alcanzar niveles que afectan severamente la salud humana y ambiental, y entonces causan impactos sociales y económicos también severos.
  • El deterioro de la calidad del aire compromete la sostenibilidad de los territorios.  Las sociedades humanas como las conocemos no son sostenibles sin que las personas tengan acceso a un aire limpio para respirar.
  • La Crisis de Calidad del Aire es un reto para la sostenibilidad de los territorios y las sociedades humanas.
¿Están relacionadas las Crisis de Calidad del Aire y Emergencia Climática? 
  • Las Crisis de Calidad del Aire y la Emergencia Climática tienen en común un origen histórico que es la revolución industrial. A mediados del siglo XVIII se dio una serie de transformaciones tecnológicas, sociales y económicas relacionadas con la transformación de la sociedad desde un tipo de economía basada netamente en la agricultura a un tipo centrada en la industrialización, y en el desarrollo urbano y tecnológico. Esta transformación trajo consigo un aumento significativo en nuestra capacidad de emitir contaminación a la atmósfera como resultado de las actividades humanas. Aunque las emisiones resultantes de las actividades humanas existían antes de la revolución industrial, el invento de la máquina de vapor y el consecuente desarrollo de motores basados en el consumo de combustibles fósiles condujeron a un aumento de la contaminación atmosférica que ha crecido significativamente con el tiempo.
  • Otro hecho histórico importante que relaciona la Crisis de Calidad del Aire y la Emergencia Climática fue la invención de la línea de producción alrededor de 1913 por Henry Ford. Este invento posibilitó la masificación de la fabricación y uso de automotores, que a su vez condujeron a un gran crecimiento de las emisiones industriales y vehiculares.
  • Las emisiones, tanto de origen industrial como de origen automotor, ocasionan problemas de contaminación atmosférica y contribuyen de maneras distintas pero relacionadas tanto a la Crisis de Calidad del Aire como a la Emergencia Climática. Mientras el Cambio Climático depende fundamentalmente de las emisiones de gases de efecto invernadero, la Crisis de Calidad del Aire depende de otras sustancias como el material particulado (PM2.5). Es común que algunas emisiones contengan tanto gases de efecto invernadero que influyen sobre la Emergencia Climática como material particulado y otras sustancias que deterioran la calidad del aire. 
  • Las relaciones entre la Crisis de la Calidad del Aire y la Emergencia Climática no se explican sólo en términos de sus orígenes. Aunque ambas problemáticas difieren en algunos aspectos, como por ejemplo las escalas espaciales y temporales, los efectos sobre la salud y los impactos ambientales, la atmósfera conecta lo que pasa en esas escalas, causando interacciones de doble vía entre fenómenos asociados tanto con la Emergencia Climática como con la Crisis de Calidad del Aire (e.g)
    • Emisiones vehiculares en una ciudad afectan la escala local de las ciudades y pueden contribuir al Cambio Climático en escala global. 
    • Emisiones causadas por incendios forestales en escala regional, pueden afectar la calidad del aire en ciudades distantes, y al mismo tiempo contribuir al Cambio Climático en escala global.
¿De qué depende la Calidad del Aire de un territorio?
  • Depende de: Emisiones + ventilación
  • Factores estáticos (topografía) y dinámicos (estabilidad atmosférica).
  • Factores endógenos (emisiones dentro del territorio) y exógenos (incendios forestales remotos)
  • Factores naturales (condiciones de la atmósfera) y sociales (Qué tanto la gente usa el servicio público)
¿Cómo se diagnostica la Calidad del Aire? Un adecuado diagnóstico de las condiciones de Calidad del Aire puede beneficiarse del enfoque de ciencia abierta, involucrando múltiples elementos relacionados con las características y dinámicas de un territorio.
  • La capacidad de la humanidad de observar y monitorear distintos aspectos del ambiente ha crecido mucho en las últimas décadas. Avances como el desarrollo de radares, satélites y diversos tipos de sensores han permitido una observación cada vez más detallada de la atmósfera, y con ello la evaluación de cómo cambian sus características con el tiempo, incluyendo aquellas relacionadas con la meteorología y que determinan la calidad del aire. 
  • De la misma manera ha progresado la capacidad de monitorear las emisiones que son la fuente principal de la contaminación atmosférica, cada vez con técnicas y equipos más avanzados que posibilitan una mejor medición y caracterización de los contaminantes atmosféricos. 
  • Junto con el crecimiento de la disponibilidad de datos observacionales han avanzado las técnicas para analizarlos y los modelos que se nutren con ellos. En conjunto, esto ha permitido producir diagnósticos cada vez más detallados del estado de la calidad del aire en distintas regiones del mundo.
Los equipos que se usan para diagnosticar la calidad del aire incluyen sensores remotos, por ejemplo los que ponen en satélites, y sensores in situ, es decir los que se ubican en un lugar específico como una estación de monitoreo. ¿Cómo se gestiona la calidad del aire? Que las personas puedan respirar un aire de calidad adecuada es una condición necesaria para la sostenibilidad de los territorios. Que haya un aire más limpio es el objetivo esencial de la gestión de la calidad del aire. La gestión de la calidad del aire en las ciudades se puede realizar mediante el desarrollo de un modelo sistémico de gobernanza que involucre diferentes actores de la sociedad. 
  • Las estrategias de gobernanza y la creación de acuerdos sociales son críticas para la gestión de la calidad del aire. La participación de distintos actores de la sociedad es fundamental para el diseño e implementación de planes y medidas.
  • Una de las herramientas principales son los planes de gestión que pueden tomar distintas formas dependiendo del contexto en el que se construyan. Esos planes pueden apuntar a objetivos de corto, mediano y/o largo plazo.
  • La evidencia científica es crucial para informar la gestión de la calidad del aire. Esta evidencia se basa en la observación y estudio de las dinámicas, tanto de la atmósfera, como de las socio-culturales del territorio que dan lugar a las emisiones.
  • Hay una diversidad de medidas que contribuyen a la gestión de la calidad del aire. Esas medidas incluyen, por ejemplo: el monitoreo regular de las emisiones y el estado general de la atmósfera, ordenamiento territorial (p.ej. prohibición de ciertas actividades en ciertos lugares), y la implementación de restricciones a las emisiones que pueden llegar a ser muy estrictas en condiciones de alerta o emergencia por alta contaminación atmosférica.
  • La Crisis de la Calidad del Aire no es un tema ajeno a la política y conciencia públicas. Ha crecido la conciencia pública sobre la Crisis de la Calidad del Aire, especialmente por sus implicaciones para la salud humana y de los ecosistemas, la economía y en general, la sostenibilidad de los territorios.
  • Abordar todos los factores de riesgo de enfermedades no transmisibles, incluida la contaminación del aire, es clave para proteger la salud pública.
  • Proponer políticas e inversiones que apoyen un transporte más limpio, la generación más eficiente de energía e industria, y una mejor gestión de residuos urbanos son claves para disminuir la contaminación atmosférica en los territorios.
Autores:  Ángela Rendón: link al perfil Eugenio Prieto Soto: link al perfil.    Referencias Fiore, A. M., Naik, V., & Leibensperger, E. M. (2015). Air quality and climate connections. Journal of the Air & Waste Management Association, 65(6), 645-685. Fuller, G. (2019). The Invisible Killer: The Rising Global Threat of Air Pollution-and how We Can Fight Back. Melville House. Rao, S., Klimont, Z., Smith, S. J., Van Dingenen, R., Dentener, F., Bouwman, L., … & Reis, L. A. (2017). Future air pollution in the Shared Socio-economic Pathways. Global Environmental Change, 42, 346-358. Anjum, N. A. (2020). Good in the worst: COVID-19 restrictions and ease in global air pollution. World Health Organization. (2016). Ambient air pollution: A global assessment of exposure and burden of disease.

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Noticias relacionadas del autor

Noticias relacionadas de la temática

Close Bitnami banner
Bitnami