Sostenibilidad empresarial en Nutresa: en clave 3P

El Grupo Nutresa es el más sostenible del mundo en un sector de alto riesgo como es el de los alimentos. Ser líder de la industria, según el reporte del índice Dow Jones de Sostenibilidad 2020, no es casualidad, pues ha estado en el Top 10 en la última década. Dicho reconocimiento global está soportado sobre tres pilares: Personas, Planeta y Prosperidad. ¿Cómo funcionan y cuál es la apuesta de la organización en medio de semejante crisis sanitaria, económica y social, producida por la pandemia del COVID-19? Hablamos con Claudia Rivera, directora de Sostenibilidad de Nutresa, en la cuarta entrega dentro de la serie de informes especiales de nuestro portal.

Directora de Sostenibilidad Empresarial en Nutresa
Claudia Rivera es la directora de Sostenibilidad del Grupo Nutresa y testimonio vivo de cómo es posible ser rentables en lo económico, lo social y lo ambiental. Foto: Comunicaciones Nutresa.

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Buen apetito. Disfrute este menú. Siéntase en casa y, de paso, abra un paquete de galletas, destape una buena bebida, deléitese con un sabroso helado o espere unos minutos para que esté lista una buena pasta. Sí, Nutresa está ahí para demostrar por qué es la empresa de alimentos más sostenible del mundo, según el índice Dow Jones de Sostenibilidad 2020.

Tal como lo ha venido haciendo en 100 años de historia, esta organización, símbolo de la pujanza y el liderazgo antioqueño, sigue consolidándose como un modelo de gobierno corporativo que trascendió las fronteras locales y nacional y se convirtió en una multilatina que opera en 15 países y tiene presencia en otros 72 de los cinco continentes.

El Grupo no sólo logró el puesto más alto del IDJS, sino que también fue la mejor en Mercados Emergentes y MILA. Son 10 años consecutivos haciendo parte del Top Mundial de Sostenibilidad y este 2020 logró un desempeño superior en once prácticas sostenibles, lo que refleja su apuesta por una operación eficiente en recursos y centrada en el cuidado de las personas y el medio ambiente.

Esas prácticas que fueron reconocidas son materialidad, gestión de riesgo y crisis, seguridad de la información y ciberseguridad, estrategia de impuestos, y salud y nutrición, en la dimensión económica; empaques, reporte ambiental y riesgos asociados al agua, en la dimensión ambiental; y desarrollo del capital humano, atracción y retención del talento, y reporte social, dentro de la dimensión social.

Para entenderlo mejor y comprobar que detrás de esos resultados hay un liderazgo compartido, hablamos con Claudia Rivera Marín, directora de Sostenibilidad de Nutresa, quien nos da las claves para entender la dimensión sostenible de la organización y, con ella, ampliar las visiones que han convertido a las empresas antioqueñas en un referente global en torno a la protección del planeta. Cuarta entrega.

¿Qué se necesita para que una empresa sea sostenible?

¿Cuál ha sido la clave del Grupo Nutresa para mantenerse por casi una década como una de las compañías más sostenibles del mundo en un sector tan crítico como el de los alimentos?

 Claudia Rivera Marín: Creo que ha sido un liderazgo basado en los valores corporativos lo que hace posible y seguirá haciendo posible nuestra visión de futuro. Existe una concepción distinta de un modelo de negocio que no sólo consulta los aspectos económicos y financieros, sino que atiende el progreso de la sociedad como un todo y conserva una preocupación genuina por agregar valor a sus grupos de interés y sus entornos, evitando el deterioro ambiental de los ecosistemas como un compromiso con las futuras generaciones.

De ahí que tengamos claros los pilares sobre los cuales se soporta la visión de sostenibilidad del Grupo: las Personas, el Planeta y la Prosperidad, 3P, que hacen que la capacidad corporativa se instaure en el talento humano y en los grupos de interés para hacer posible agregar valor a lo que hacemos como organización. No trabajamos sólo para los accionistas, sino con y para las personas, pues así aseguramos su prosperidad y protegemos nuestro planeta.

¿Cómo se pone en acción esa visión corporativa sustentable ?

Hay claridad y están alineados los objetivos en esa capacidad corporativa de lo que hablamos. Quienes tomamos decisiones en el día a día, realmente, tenemos la convicción y la concepción de estar en un sector donde el modelo de negocios es diferente. Se consultan no sólo los riesgos, sino las oportunidades, y ambos con enfoque integral. Es decir, lo económico, lo social y lo ambiental. Para qué? Pues para agregar valor a los grupos relacionados. Nuestro presidente, Carlos Ignacio Gallego, es claro en decir que agregamos valor no sólo para los dueños de la compañía, sino para los clientes, proveedores y empleados de la organización, entendiendo que esas personas viven y habitan entornos con los que tenemos una responsabilidad de proteger y brindar mejores condiciones de vida y prosperidad.

En la visión sostenible de las organizaciones el largo plazo en trascendental, pero hay que responder a las exigencias del día a día. ¿Cuáles son los instrumentos estratégicos de esas visiones en momentos de constante incertidumbre?

Estamos enfrentando momentos cruciales para la humanidad y este 2020 ha sido un año atípico para todos. La pandemia del COVID-19 puso a prueba nuestra estrategia corporativa y, sin duda, hemos superado con orgullo los retos globales de la crisis sanitaria, económica y social.

Y hay una razón muy poderosa para decirlo: desde hace muchos años, con el liderazgo de los directivos, Nutresa definió que su foco, su Mega, era el cuidado por las personas. Eso nos ha permitido navegar en medio de las tormentas y, sobre todo, entender que no estamos a salvo, pues la incertidumbre seguirá estando en el horizonte. Eso no es una amenaza, sino una oportunidad. Hemos hecho propio el llamado de un “futuro para todos”, pues la organización cree en el desarrollo humano como un todo.

Proyecto-Cacao-Urabá
Uno de los proyectos que acompaña Nutresa con las comunidades es el de los cacaoteros en Urabá. Foto: Prensa Nutresa 2019.

¿Pero cuál es la apuesta de largo plazo?

 Es por acordar, revisar, ajustar y creer en las propuestas que como compañía vamos definiendo año tras año. Son metas retadoras y acabamos de lanzar la nueva estrategia para el 2030 del Grupo que, como lo dije antes, se soporta en las Personas, el Planeta y la Prosperidad. Respecto del planeta somos conscientes de los desafíos climáticos y el deterioro de los ecosistemas y nosotros hablamos dentro de la organización de un concepto muy lindo y es el de “ciudadanos corporativos”, que es pensar como sociedad y no como individuos sin compromisos comunes.

El otro pilar son las personas, pues es claro que nada de lo que somos lo logramos solos. Nutresa no es una empresa, es una familia, una comunidad, donde todos tienen y cumplen un rol de generación de valor. Es así como dentro de esas metas de largo plazo, por ejemplo, nos fijamos como objetivo a 2030 la puesta en marcha de 1.000 proyectos con comunidades que desarrollen capacidades. Creemos en el progreso social, no como asistencialismo, sino de desarrollo de capacidades por parte de las personas que habitan los territorios.

Desde adentro de la compañía, trabajamos por la salud, el bienestar y el cuidado de la gente, desarrollando sus potencialidades. Si algo nos dejó como positivo esta crisis por la pandemia es que las personas tienen una enorme capacidad de adaptación en entornos cambiantes. Eso se tradujo en una respuesta clara y oportuna hacia los empleados, los clientes, el mercado, las comunidades, reconociendo lo complejo y vulnerable del sector en el que nos movemos, como es el de los alimentos.

Ser sostenibles es un imperativo ético y de alta responsabilidad corporativa, pero lo es mucho más en un sector tan de alto riesgo para la salud humana como el de los alimentos. ¿Cómo enfrentan esos desafíos?

Venimos trabajando fuerte los temas de salud y nutrición como ejes fundamentales del bienestar. Tenemos una responsabilidad muy alta como sector de alimentos, pero la hemos convertido en la mayor oportunidad para ser los mejores. Nuestros portafolios tienen todos un perfil nutricional, en los que nos comprometemos a reducir los nutrientes críticos como la sal, el azúcar y la grasa. Al mismo tiempo, mejoramos esos portafolios ante la falta de aditamentos funcionales como son las vitaminas, el zinc y el hierro. Con todo un equipo interdisciplinario, mantenemos el control y la mejora continua de los insumos nutricionales.

El otro aspecto central es la promoción de estilos de vida saludable. Desde la Fundación Nutresa seguimos acercando a nuestros grupos de interés hacia las mejores prácticas de higiene, enseñando rutinas de actividad física y capacitando a las comunidades en torno a la alimentación balanceada y seguridad alimentaria. Estamos alineados con las metas de cero desnutrición en el país a 2030. Hacemos parte de la Asociación Colombiana de Bancos de Alimentos.

Desarrollamos con las comunidades el programa Germinar, con el que les enseñamos a las familias a tener huertas que les permitan acceso y disponibilidad en sus dietas de productos saludables y a bajo costo.

¿Y qué es prosperidad para Nutresa?

 Claramente, el objetivo de la organización es trabajar por el bienestar integral de las personas. Prosperidad no es sólo dividendos financieros y estabilidad económica, sino cómo avanzamos hacia mejores gobiernos corporativos, con mayor transparencia, rendición de cuentas permanentes a los grupos de interés y a la sociedad. Compartimos la premisa de que no es posible hablar de empresas sanas en entornos enfermos. Nosotros somos y queremos ser el mejor reflejo de la sociedad.

carlosignaciogallego-nutresa-sostenibilidad
Carlos Ignacio Gallego es actualmente el CEO del Grupo, pero con su liderazgo a puesto a sus colaboradores a su mismo nivel. Ha hecho posible que las personas sean el corazón de la organización. Foto: Dinero.

En relación con el gobierno corporativo, la confianza es factor crítico de éxito. ¿Cómo funciona en Nutresa esa apuesta por la transparencia?

 En los términos de la sostenibilidad, que es el todo de Nutresa, hace años viene consolidándose un concepto sobre análisis de materialidad, que consiste en la consulta de los grupos de interés sobre las expectativas y necesidades que tienen en relación con la organización. Desde 2011, venimos haciendo un análisis permanente sobre esas expectativas y entendiendo cómo garantizábamos mejor los objetivos de todos. El diálogo abierto y franco con esos grupos ha permitido consolidar la confianza mutua y trabajar unidos por intereses superiores.

Hoy tenemos un modelo de relacionamiento que está dentro de los pilares del gobierno corporativo. Es decir, en el día a día, cómo me relaciono con mis grupos de interés. Por ejemplo, Colcafé, que está ubicada en el barrio Apolo, es una empresa que tiene una conversación permanente con los jóvenes de la comunidad y con ellos definió varios programas y proyecto sobre empleabilidad.

Lo mismo pasa con los proveedores. Hemos creado un evento que se llama “Proveedor Ejemplar Nutresa”, con el que, más allá de las certificaciones, lo que logramos es potenciar las buenas prácticas de sostenibilidad y fomentar la corresponsabilidad de los actores en la cadena de valor. Es maravilloso escuchar de ellos y verlos actuar en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Un concepto de materialidad que se aplica, además, en los grandes asuntos de ciudad, como la calidad del aire, la movilidad limpia y el consumo responsable…

 Ese es uno de los temas más relevantes para la organización. Hay dos elementos que han venido evolucionando: cambio climático y calidad del aire. Entendimos pronto que teníamos una responsabilidad ambiental con la ciudad y decidimos trabajar juntos por la calidad del aire. Fue así como emprendimos la renovación de nuestra flota para la logística y la distribución de las mercancías.

Con Comercial Nutresa hicimos planes de entrega para la última milla y acondicionamos unos triciclos eléctricos que pueden transportar productos en esa última milla. Hemos hecho transición energética hacia sistemas limpios, vehículos híbridos y, desde la compañía Noel, elaboramos el Manual de Transporte Limpio, que es una forma de hacer pedagogía con nuestros grupos en torno a las mejores prácticas de conducción en la ciudad. Ese manual les llega a muchas personas de forma gratuita y con nuestros empleados tenemos una escuela de conducción, en la que ponemos a prueba dicho manual.

Con las compañías que hacen parte del Grupo Nutresa tenemos un programa de “días verdes” y una vez por mes, los empleados comparten sus vehículos, usan la bicicleta eléctrica, caminan o toman el transporte público. De eso hablamos cuando nos referimos a ciudadanos corporativos.

Uno de los grandes cambios en el concepto de sostenibilidad está ligado a la definición de culturas regenerativas y soluciones basadas en la naturaleza. ¿Cómo se aplican estos conceptos en la organización?

Son conceptos muy potentes y efectivamente nos han ayudado a consolidar nuestra apuesta por el bienestar de los ecosistemas, dentro de los cuales está el buen vivir de las personas. Somos conscientes de la necesidad de armonizar las relaciones con los ecosistemas y con la biodiversidad y restablecer los ciclos de la vida en el planeta. Para Nutresa, el sistema de abastecimiento es crucial y, por eso, la aplicación de los principios de economía circular y cultura regenerativa se convierten en ejes de la estrategia.

Estando en un sector de alimentos, la pérdida y el desperdicio de materia prima son factores críticos y hemos desarrollado novedosos sistemas de reincorporación de esos insumos a la cadena de valor para que sirvan para otras industrias.

El tema de empaques también representa un factor de riesgo, dada la naturaleza del consumo masivo. Nos hemos fijado como meta para 2030 que todo nuestro material de empaque será ciento por ciento reutilizable. Nutresa será una compañía totalmente circular.

Lecturas recomendadas

El «Éxito» de la sostenibilidad empresarial paisa.

Bancolombia: la sostenibilidad no es parte del negocio, es el negocio

El Jaguar simboliza la sostenibilidad de ISA

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Noticias relacionadas por autor

Noticias relacionadas por temática

Close Bitnami banner
Bitnami