Mi agenda pasa por gestionar el cambio climático

En una de las primeras entrevistas como ministro de Ambiente, Carlos Correa Escaf deja en claro que llegó a seguir liderando la transición energética del país y a honrar dos compromisos globales: avanzar en la siembra de 180 millones de árboles, de los cuales 50 millones serán un hecho a fines de 2020; y consolidar el Pacto Global por los Páramos, dentro del cual las comunidades locales serán sus garantes. Tendrá retos muy duros: sacar adelante el Acuerdo de Escazú, empantanado en el Congreso, y llevar a buen puerto los proyectos minero-energéticos que demanda Colombia, en medio de fuertes presiones por parte de sectores ambientalistas.

CarlosCorrea-minambiente-entrevista
Carlos Eduardo Correa Escaf tiene los atributos necesarios para ser un buen ministro de Ambiente, dada su visión local y su formación global. La tarea, sin embargo, es difícil porque sobre su espalda cabalga la reactivación sostenible del país. Foto Ministerio de Ambiente.

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

El recién posesionado ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa Escaf, se mueve como pez en el agua. Nació, creció y se hizo adulto alrededor de los ríos de su natal Montería, donde además de haber sido su alcalde (2012-2015), la posicionó como una de las ciudades sostenibles y resilientes de la región. Nadie le niega su papel transformador del río Sinú y su compromiso por la defensa de los ecosistemas y los acuíferos.

Como administrador de empresas, Correa llegó a gerenciar uno de los sectores estratégicos de la que el propio Presidente Iván Duque llamó la reactivación sostenible del país. Y esa administración está llena de retos y enormes dificultades, porque no dependen sólo de él. La transición energética, por ejemplo, es puntal de la cartera de Minas y los grandes proyectos minero-energéticos pasan por el visto bueno de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales que, siendo una dependencia adscrita al Ministerio de Ambiente, goza de autonomía y de amplio respaldo ciudadano por su papel de control y vigilancia de los recursos naturales. La movilidad limpia y la consolidación del mercado de vehículos eléctricos también espera por él, de la mano de su par en el Ministerio de Transporte.

El ministro se mueve con facilidad en los escenarios políticos y dentro de la comunidad internacional, pues fue Consejero para las Regiones, viceministro de Agua Potable y Saneamiento, así como asesor y conferencista en temas de ciudades y territorios sostenibles en el BID, ONU-Hábitat y la CAF, entre otros.

Toda esa trayectoria tendrá que ponerla el servicio del país, pero tomando al pie de la letra las instrucciones dadas por el Jefe de Estado, en el sentido de convertir a Colombia en el líder de América Latina en transición sostenible, defensa de los bosques, lucha contra la deforestación, protección de los páramos y anfitrión de la Pre-Cumbre sobre Diversidad Biológica en 2021. Acá están sus visiones y planes.

¿Cuáles son los temas centrales de su agenda para los próximos meses, dados los avances obtenidos por sus antecesores en torno a la llamada reactivación sostenible propuesta por el Presidente Duque?

Carlos Correa: Vamos a tener un gran avance en estos próximos 20 meses. Lograremos las metas de restauración, conservación y reactivación económica sostenible y cumpliremos a cabalidad el Pacto por la Sostenibilidad contenido en el Plan Nacional de Desarrollo.

Tenemos retos importantes como la siembra de 180 millones de árboles en todo el territorio nacional, seguir frenando la deforestación, impulsar la gran alianza por la protección de los páramos, fortalecer la movilidad eléctrica y la generación de las energías renovables, entre otros.

Cabe resaltar que uno de los grandes pilares para la reactivación económica sostenible en el país es la transformación de nuestras ciudades en biodiverciudades. Adicionalmente, queremos mejorar la relación de cada colombiano con el medio ambiente, a través de educación, de hábitos de consumo y estilos de vida sostenibles, una de las formas más efectivas de conservar nuestra riqueza natural. 

¿Cómo avanza la articulación institucional en relación con la transición energética, en la que el Ministerio de Ambiente es fundamental para los temas que tienen que ver con negocios verdes, impuesto al carbono, deforestación, minería ilegal, y protección de los ecosistemas?

Para este gobierno el trabajo interinstitucional, en equipo, es clave para la consecución de cada uno los objetivos que se plantearon en nuestro Plan Nacional de Desarrollo.

En ese sentido, con otros ministerios y entidades articulamos acciones que permitan promover el potencial productivo del país en un marco de responsabilidad ambiental y social con miras a generar condiciones de equidad para todos, y atendiendo el principio de ‘Producir conservando, conservar produciendo’.

Una de esas acciones es el aumento de las tecnologías vehiculares de cero y bajas emisiones de conformidad con lo establecido en la Estrategia Nacional de Movilidad Eléctrica, presentada por el Presidente Iván Duque. Así mismo, estamos apoyando al sector minero-energético en la implementación y consolidación de su Plan Integral para la Gestión del Cambio Climático.

Adicionalmente, hemos expedido, por ejemplo, guías ambientales para aprovechar las oportunidades de la biomasa y otros tipos de residuos como fuente de energía y de economía circular, reduciendo la presión sobre rellenos sanitarios y generando nuevos modelos de negocio.

biodiversidad-rios-minambiente
La inmensa riqueza en biodiversidad que tiene Colombia entra al patrimonio que administra el ministro de Ambiente, Carlos Correa, en momentos de una crisis climática global, de la que el país no está a salvo. Foto: Hernán Vanegas.

¿Qué ha pasado con el Pacto Global por los Páramos que propuso el Presidente ante el pleno de la ONU?

Esa gran alianza por la protección de los ecosistemas de alta montaña va marchando a pasos agigantados, desde el Ministerio venimos trabajando de manera decidida en la identificación de aliados estratégicos y fuentes de cooperación que contribuyan para tal fin.

Muestra de ello, son los más de 22 mil millones de pesos que serán destinados para proteger nuestros páramos, a través del proyecto “Páramos para la vida” con el que se espera conservar más de 379.000 hectáreas de páramo y beneficiar a más de 560 miembros de comunidades locales

¿Cuáles son los ejes centrales de su trabajo en torno a la inversión de los recursos que obtendrá el Ministerio por concepto de regalías?

Hay que decir que la ley de regulación del Sistema General de Regalías, sancionada por el Presidente de la República Iván Duque, marca un hito histórico al destinar, por primera vez, un porcentaje de estos recursos al fortalecimiento de la capacidad institucional del Sistema Nacional Ambiental, así como a la implementación de la política ambiental del país. Son aproximadamente $700.000 millones para 2021 y 2022.

Groso modo, la destinación de la asignación para la inversión local en ambiente y desarrollo sostenible financiará proyectos de la estrategia nacional de protección de áreas ambientales estratégicas, así como los planes de manejo ambiental de las áreas protegidas o ecosistemas estratégicos formulados y adoptados por las Corporaciones Autónomas Regionales y las Corporaciones de Desarrollo Sostenible. 

En cuanto a los recursos de la asignación para la inversión en ciencia, tecnología e innovación ambiental, se destinarán en asuntos relacionados con incidencia sobre el ambiente y el desarrollo sostenible o energías renovables no convencionales orientados a la transición energética y reducción de emisiones de carbono. 

Así mismo, se destinarán recursos para la conservación de las áreas ambientales estratégicas y la lucha nacional contra la deforestación, que se denominará Asignación Ambiental. De igual forma irá para estos mismos fines, el 20% del mayor recaudo que se tenga.

El Ministerio juega un rol central en todo el proceso de acompañamiento a la ANLA en relación con el licenciamiento ambiental de proyectos clave de minería a gran escala, entre otros, Quebradona en Jericó. ¿Cómo va eso?

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible expide los términos de referencia para la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental que constituyen el principal insumo para la obtención de la licencia ambiental de este tipo de proyectos.

Ahora bien, el trámite para obtener esa licencia ambiental reposa en cabeza de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales ANLA, encargada de la evaluación y seguimiento de las licencias, permisos y trámites ambientales en el país.

En todo caso, cumpliremos cabalmente nuestra función de determinar los criterios de evaluación, seguimiento y manejo ambiental de las actividades económicas para prevenir y controlar posibles impactos ambientales.

¿Cuál es su posición respecto del tema de Escazú, que sigue su trámite en el Congreso de la República y que pese a tener mensaje de urgencia no avanza en su discusión y es clara la resistencia dentro de algunos sectores económicos?

El Ministerio, siguiendo el mandato del presidente Duque, apoya la ratificación del Acuerdo de Escazú. Para nosotros tiene un gran valor asociado a la participación activa de la ciudadanía en la gestión y política ambiental del país, y en el desarrollo de una jurisdicción ambiental que castigue severamente a aquellos que atentan contra el medio ambiente y afectan a nuestras comunidades.

Seguiremos dialogando con la ciudadanía, con las agremiaciones, con las empresas y con todas las ONG ambientales para resolver las inquietudes. En el Ministerio tenemos un equipo calificado y estamos listos para la implementación del acuerdo, debemos esperar que surta el trámite debido de ratificación en el Congreso de la República.

¿Cómo avanza la entrega de los recursos por parte de Hacienda en lo que tiene que ver con el impuesto al carbono?

Desde el Ministerio formulamos y viabilizamos ante el Departamento Nacional de Planeación, dos proyectos para la utilización de estos recursos provenientes del impuesto al carbono.

El primero de ellos consiste en asistir la restauración de ecosistemas (restauración activa), a través de la implementación de sistemas sostenibles para la conservación en áreas priorizadas y estará vigente hasta el 2021. El segundo tiene que ver con la conservación de biodiversidad y servicios ecosistémicos en áreas protegidas y otras estrategias de conservación nacional, el cual tiene una vigencia a 2022.

En total los proyectos ascienden a 180 mil millones de pesos.

El país se viene preparando para la PreCOP sobre diversidad biológica de 2021. ¿Cómo va esa proceso?

Con el apoyo de la Cancillería hemos definido un proceso para establecer la posición de Colombia en la PreCOP sobre diversidad biológica, de manera participativa con los sectores productivos, los entes territoriales, la sociedad civil, el sector privado, los pueblos indígenas, las comunidades locales, la academia, entre otros.

Como resultado se han identificado prioridades en materia de financiamiento para la biodiversidad, bioeconomía, agricultura y pesquería, minas y energía, infraestructura y conectividad hacia la sostenibilidad, y demás acciones efectivas en la conservación y uso sostenible de la biodiversidad. Tendremos dos eventos más de preparación con la sociedad civil.

Adicionalmente, en conjunto con la Ministra de Relaciones Exteriores fue convocado un grupo de expertos en biodiversidad para asesorar y acompañar al Gobierno nacional en la construcción de la posición y propuestas nacionales del Marco Post 2020. El Grupo recoge perfiles distintos con el fin de asesorar y dar insumos técnicos, científicos y políticos para consideración del Gobierno nacional.

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Noticias relacionadas por autor

Noticias relacionadas por temática

Close Bitnami banner
Bitnami