Conectividad ecológica, la gran apuesta del Parque BIO+

Con una inversión inicial de 50.000 millones de pesos, Corantioquia lidera la conformación de este mega parque en el que se promoverá el turismo de naturaleza como una alternativa clara y decidida de desarrollo sostenible en la región. En el Suroeste antioqueño se ejecuta la fase inicial del proyecto. Unirá 300.000 hectáreas de áreas protegidas.

Farallonesdelapintada-Antioquia
Foto: Pablo Velásquez

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

El Parque BIO+ abarcará unas 300.000 hectáreas en la jurisdicción de Corantioquia en el departamento y ya comenzó, en su primera fase, en el Suroeste de Antioquia, con una inversión inicial de 50.000 millones de pesos. La idea de la corporación con esta estrategia es fomentar el turismo de naturaleza y científico. Para tal fin se incluirán iniciativas de negocios verdes, economía naranja y sistemas de producción sostenible para consolidar el territorio como un lugar para el cuidado de la vida.

“Queremos que esas áreas protegidas tengan más vida y queremos conectarlas. Lo que buscamos es poder unir esos ecosistemas para poderlos disfrutar. Hay que conocerlos para poder disfrutarlos. Arrancamos en ese polígono del Suroeste, que contiene tres provincias. Ya estamos haciendo unas intervenciones”, dijo Ana Ligia Mora, directora de Corantioquia.

Suroeste-Antioquia-café
Foto: Pablo Velásquez

Así es el Parque BIO+
La implementación del Parque BIO+ se contempla en tres fases. La primera es la delimitación del área a intervenir. Primero serán más de 28.000 hectáreas en el Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI) Cuchilla Jardín Támesis, que tiene una extensión de más de 28.000 hectáreas. Allí hay 19 especies endémicas de flora y 22 especies de aves endémicas colombianas y, además, es el corredor del oso andino. 

En la segunda fase se incluye un análisis sobre el volumen de visitantes y acciones que pueden soportar esta área protegida y otras áreas que serán incluidas. Según Corantioquia, todo este proceso se desarrolla sin poner en riesgo el ecosistema. Además, se trabaja en un inventario de atractivos y de potenciales actividades turísticas en el territorio.

En la tercera y última fase, la de implementación, se contempla el fortalecimiento de capacidades de los actores del territorio para que participen directamente de la activación económica que tendrán las regiones con las actividades que se promoverán en el gran Parque BIO+. Entre estas hay atractivos como senderos ecológicos, avistamiento de aves, cascadas naturales, música, deporte, comida tradicional y centros de interpretación de la naturaleza, entre otros.

“Esperamos comenzar a recibir los turistas para poderles presentar las grandes riquezas ecosistémicas que tenemos. Hay una especie como el gallito de roca, que es muy apetecida por quienes practican el avistamiento de aves. Además de las caídas de agua y los senderos ecológicos. En toda esa cuchilla que une nuestro municipio con Betania, Andes y Jardín”, aseguró Mauricio Márquez, alcalde de Ciudad Bolívar.

Foto: Pablo Velásquez

Diversidad y cultura

Según Corantioquia, el proyecto reconoce la cultura y la diversidad étnica, fortalece la gobernanza territorial y promueve la inclusión social, a través de la articulación de todos los actores presentes en el corredor de conectividad ecológica.

Además, integra  acciones de la gestión corporativa que ya se están adelantando, como los procesos de ordenamiento del recurso hídrico, el ordenamiento territorial, la gestión del riesgo y la participación social, entre otras.

“Este proyecto es muy importante para el Suroeste antioqueño y la provincia Cartama. Jericó tiene mucho que ofrecer en materia de turismo de aventura, es importante porque es una oferta diferente que reactiva economías y protege la diversidad en flora y fauna”, expresó David Alonso Toro, alcalde de Jericó.

El gran Parque BIO+ ya cuenta con distintos actores y organizaciones que se han vinculado al desarrollo de estrategias de conservación, especialmente en la región elegida para iniciar el proceso: el DRMI Cuchilla Jardín Támesis.

“Este es un proyecto de suma importancia para los habitantes del Suroeste antioqueño. Cada día toma mayor importancia la conservación de nuestros recursos naturales. Corantioquia es un aliado estratégico para preservar toda esta biodiversidad”, comentó Jaime Alberto Rincón, alcalde de Valparaíso.

Esta iniciativa, sin precedentes en el país, fomentará, además, la integración de paisajes productivos que adoptan indicadores de sostenibilidad y mejores prácticas agropecuarias, como oportunidad de desarrollo y dinamización de las economías locales.

Jardín-Antioquia-Colombia
Foto: Pablo Velásquez

Compartir:

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Noticias relacionadas por autor

Noticias relacionadas por temática

Close Bitnami banner
Bitnami