ICLEI Colombia se instala en Ruta N

Con su ADN intacto por la Sustentabilidad desde los gobiernos locales y la madurez de sus proyectos en el Valle de Aburrá, la red ICLEI se instaló en Ruta N, el ecosistema de innovación, ciencia y tecnología con que Medellín sigue construyendo la Ecociudad. Rodrigo Perpétuo, secretario Ejecutivo para América del Sur de ICLEI, habló del significado de esta nueva fase en la alianza con el Área Metropolitana y anticipó parte de su agenda en el Valle de Aburrá.

ICLEI Colombia
Este es parte del equipo de ICLEI Colombia que estuvo en la apertura de su oficina en la sede de Ruta N, en Medellín, desde donde el Valle de Aburrá seguirá consolidando su modelo de gobernanza territorial de la mano de la ciencia, la innovación y la tecnología. Foto: Diego Acosta, territorios sostenibles.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La presencia de la red de Gobiernos Locales por la Sustentabilidad (ICLEI) en este Valle de Aburrá es, sin duda, la muestra más contundente de cómo funciona una alianza global desde lo local y por qué el Valle de Aburrá se ha convertido en el más grande laboratorio de innovación urbana y planificación sostenible en Colombia en los últimos años.

Buena parte de las respuestas a ambas afirmaciones están contenidas en las palabras compartidas por el secretario Ejecutivo para América del Sur de ICLEI, Rodrigo Perpétuo, y la directora Ejecutiva para Colombia, Mónica Santa, durante el acto oficial de apertura de la oficina del organismo en la sede central de Ruta N, el ecosistema de innovación, ciencia y tecnología más importante del país, en pleno corazón de Medellín.

Desde 2018, en la administración municipal de Federico Gutiérrez y la dirección de Eugenio Prieto Soto en el Área Metropolitana, el Valle de Aburrá ha ido consolidando una alianza estratégica con ICLEI en temas fundamentales para el desarrollo sostenible y sustentable, entre ellas, la protección y conservación de las áreas protegidas urbanas, el fomento del uso de energías para lograr ciudades bajas en carbono, así como la implementación de novedosos sistemas de logística de distribución en los contextos urbanos como un paso adicional en la consolidación de esquemas de transporte limpio más allá del servicio público.

Fue así como se alinearon los astros y el sueño de ICLEI de expandir su trabajo a otras ciudades de América Latina, aprovechando sus experiencias en Brasil y Argentina, se convirtió en una realidad para Colombia y en una inigualable oportunidad para el Valle de Aburrá de consolidar un modelo de planificación a escala metropolitana capaz de responder a los desafíos aún vigentes sobre calidad del aire, áreas protegidas urbanas, sistemas multimodales de transporte limpio, infraestructuras verdes y, en especial, la gobernanza local y regional.

Una alianza gana-gana

Así, de la mano de ICLEI y gracias a la cooperación internacional proveniente de la Unión Europea, este Valle de Aburrá se convirtió en la punta de lanza para llevar a otras ciudades del país las mejores prácticas en torno a la sostenibilidad y hacer visibles los programas y proyectos que han consolidado al Área Metropolitana como uno de los esquemas asociativos más reconocidos en el ámbito internacional.

No en vano, la propia Organización Mundial de la Salud reconoció el Plan Integral de Gestión de Calidad del Aire (PIGECA) y su Protocolo para enfrentar Episodios de Contaminación Atmosférica (POECA) como uno de los más innovadores del mundo, pues incorpora una fase preventiva con capacidad de anticipación a fenómenos extremos en relación con la variabilidad climática que, para el caso del Valle de Aburrá, se presentan durante dos períodos durante el año como consecuencia de la transición entre la temporada seca a la de lluvias.

De igual forma, Medellín y su Valle de Aburrá es un referente internacional en la creación de un sistema multimodal de transporte público masivo, pues al metro se han unido los metrocables, el tranvía, metroplús y las ciclorrutas, dentro de una visión que contempla la expansión del sistema férreo a lo largo de los 10 municipios que integran la aglomeración metropolitana, entre Caldas y Barbosa, en una primera fase.

Valle de Aburrá, con sus 10 municipios
El Valle de Aburrá, con sus 10 municipios, es un laboratorio urbano de una nueva gobernanza territorial, pero vulnerable a los efectos del cambio climático. De ahí la importancia de establecer alianzas como las que hoy existen con ICLEI. Foto: Fredy Amariles, Amva.

La incorporación de nuevas áreas urbanas dentro de las categorías de conservación y protección han permitido a los municipios asociados aumentar de forma significativa sus zonas protegidas y regenerar algunos de los ecosistemas urbanos más importantes en el Valle de Aburrá y recuperar su conectividad ecológica.

Luego, ICLEI encontró en este territorio una capacidad institucional muy fuerte, una articulación multinivel y multiactor con visión de mediano y largo plazo, así como un diálogo permanente entre los distintos ámbitos público y privado, la academia, el empresariado, los líderes sociales y la ciudadanía, como elementos centrales de una nueva gobernanza territorial.

La apertura de la oficina en Ruta N confirma el compromiso de ICLEI con Colombia y la importancia del Valle de Aburrá dentro de su plan de acción global, pues parte de los objetivos definidos en su ADN está en llevar a otros territorios y traer al nuestro las mejores prácticas en torno a la sustentabilidad: Clima y Desarrollo Bajo en Carbono, Resiliencia, Residuos Sólidos, Compras Públicas Sustentables y Biodiversidad Urbana, entre otros.

Con Ruta N como corazón de la innovación, la ciencia y la tecnología en el “Valle del Software”, Medellín consolida su apuesta por la Ecociudad e ICLEI se convierte en una especie de plataforma de lanzamiento de nuevos proyectos locales, regionales y nacionales con visión global, pues la Agencia de Cooperación Internacional (ACI) de la capital de Antioquia seguirá siendo el puente con el resto del mundo, no sólo para llevar a Medellín a él, sino traer lo mejor del mundo a Medellín y su Valle de Aburrá.

Es así como la presencia del secretario Ejecutivo de ICLEI para América del Sur en la ciudad traerá mejores anuncios para el resto de municipios, pues se firmará con los alcaldes del sur del Valle de Aburrá, esto es, Caldas, La Estrella, Itaguí, Sabaneta y Envigado, un “Ciclo de cooperación” que incorporará de forma estratégica los ejes de trabajo de la red de gobiernos locales por la sustentabilidad.

Estos cinco municipios del sur del Valle de Aburrá abrirán las puertas para lograr lo mismo con los del norte y todos juntos seguirán fortaleciendo a una organización como ICLEI agrupa a cerca de 2.500 gobiernos locales y regionales comprometidos con el desarrollo urbano sostenible en más de 125 países.

Luego, como lo dijo la directora Ejecutiva de ICLEI para Colombia, Mónica Santa, la semilla que se sembró hace poco más de 3 años en el Área Metrpolitana ahora es un árbol que sigue creciendo en Colombia y entregando los frutos de una alianza con visión de largo plazo, sin triunfos personales, sino con objetivos compartidos, trabajo en equipo y diálogo permanente con los demás actores.

Una nueva gobernanza para un planeta que demanda cambios disruptivos para frenar y revertir la crisis planetaria.

* Territorios Sostenibles es un portal de información sobre temas de sostenibilidad y nos declaramos una acción climática como aliados estratégicos de ICLEI Colombia.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Luis Fernando Ospina.
Luis Fernando Ospina.

Compartir :

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Suscripción

Suscríbete para recibir información nuestros artículos de noticias, opinión, boletines y eventos.

Close Bitnami banner
Bitnami