Gobierno puso en marcha política pública para consolidación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Colombia

En la III Cumbre del Pacto de Leticia, el Gobierno Nacional anunció que puso en marcha la Política Pública para la consolidación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Colombia (Sinap), que busca reducir el riesgo de pérdida de naturaleza garantizando la protección de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos.

Áreas Protegidas
Foto tomada de https://n9.cl/7k5epz
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Uno de los anuncios más importantes que hizo el Gobierno Nacional, el pasado viernes 8 de octubre, en la jornada de cierre de la III Cumbre del Pacto de Leticia, fue el inicio de la Política Pública para la consolidación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Colombia (Sinap).

Esta es una noticia, muy esperada, sin duda, ya que la biodiversidad es el principal patrimonio de la Nación y su conservación facilita que haya una resiliencia mayor ante los devastadores efectos del cambio climático. Según el Ejecutivo, es el resultado del trabajo conjunto entre la cartera ambiental, Parques Nacionales Naturales y el Departamento de Planeación Nacional (DNP).

“Con esta política pública no solamente se formaliza y se fortalece la capacidad de cooperación entre todas las agencias del Estado, sino que también queremos que la protección del territorio sea responsabilidad de todo el Sistema Nacional Ambiental, invitando también al sector privado y a todos los niveles de la administración central’’, dijo el presidente de la República, Iván Duque Márquez.

El anuncio coincidió con la aprobación del Conpes 4050, que tiene como finalidad reducir al 2030 el riesgo de pérdida de naturaleza en el Sinap. Con esta decisión se busca garantizar la protección de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos que soportan el bienestar y el desarrollo social, económico y cultural presente y futuro de la Nación.

Para el Gobierno Nacional, en esta política se desarrollan principios enfocados en lograr mayor corresponsabilidad de los sectores productivos para contribuir a la conservación de las áreas protegidas y retribuir a las poblaciones vulnerables que apoyan su cuidado.

Biodiversidad
Foto: Pablo Velásquez

Además, se incorporan principios asociados a la buena gobernanza de las áreas protegidas y del Sinap, se pone especial énfasis en la necesidad de aumentar la efectividad en el manejo, y se posiciona la importancia de proteger espacios naturales con elementos y significados culturales asociados.

También, esta decisión se articula con la iniciativa 30 x 30, que está orientada a proteger al menos el 30% de los océanos y el 30% de las áreas terrestres y aguas continentales del mundo para 2030. Esto se proyecta con por lo menos un 10% de las áreas sujeta a protección estricta. Esta política se está discutiendo en el nuevo Marco Global de la Biodiversidad post 2020.

“A pesar de los importantes avances en la protección de la biodiversidad del país, se reconoce que hay un riesgo de pérdida de la naturaleza al interior de las áreas protegidas del Sinap que se evidencia en la degradación y transformación de los ecosistemas naturales, pérdida del hábitat para especies silvestres y la afectación en la oferta y regulación de servicios ecosistémicos”, dice uno de los apartes del citado Conpes 4050, del 30 de septiembre de 2021.

Según el registro voluntario de Reservas Naturales de la Sociedad Civil, como áreas protegidas, a 2021 se cuenta con más de 31,5 millones de hectáreas de ecosistemas naturales protegidos, 16,6% en territorio continental y 13,4% de territorio marino de acuerdo con las cifras reportadas en el Registro Único Nacional de Áreas Protegidas (Runap), que registra la declaración de más de 1.300 áreas protegidas públicas y privadas.

Áreas protegidas
Foto tomada de https://n9.cl/2603ld

Otras acciones

En la Cumbre, en la que además participaron representantes de Colombia, Brasil, Bolivia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam, la Secretaría General de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo y representantes del Fondo Mundial para el Medio Ambiente, el Jefe de Estado resaltó las acciones que adelanta el Gobierno Nacional para la protección de los bosques colombianos como los Pagos por Servicios Ambientales, los Contratos de Conservación Natural, la siembra de 180 millones de árboles a 2022, y “una legislación robusta para proteger los ecosistemas”, entre otros.

“Hemos desarrollado la campaña Artemisa para luchar contra la deforestación. Avanzamos de manera decidida para que tengamos el concepto de las biodiverciudades. En pocas semanas estaremos llegando a Glasgow a la COP26 y el mensaje al mundo es que es un deber moral proteger al planeta. Este encuentro es para reafirmar los principios y valores de este Pacto de Leticia. La idea es que podamos alinear nuestros objetivos y metas que tenemos con la carbono-neutralidad y la protección positiva y efectiva de nuestra biodiversidad”, aseguró Duque.

También se anunció el inicio del programa Herencia Colombia (HeCo), que busca la conservación y financiación a largo plazo de 20 millones de hectáreas, que representan el 10% del territorio colombiano. Este programa es un modelo acordado por sectores públicos y privados con el fin de garantizar la sostenibilidad financiera del Sistema de Áreas Protegidas.

De otro lado, Mauricio Claver-Carone, presidente del BID anunció una gran contribución económica para el Amazonas. “Hoy tengo el gusto de reportar que esta misma semana logramos la aprobación por parte del director del Fondo Verde para el Clima de 279 millones de dólares para el establecimiento de un fondo de bioeconomía para el Amazonas. Vamos a movilizar más de 400 millones de capital privado a través de bonos, líneas de créditos e inversión para este tipo de programas en territorios amazónicos. Esta es la mayor contribución del Fondo para actividades de desarrollo sostenible en Amazonas”.

En el cierre de la Cumbre, además, el ministro de Ambiente del Reino Unido, lord Zac Goldsmith, expresó que “el Pacto de Leticia tiene un potencial tremendo. Son siete naciones importantes trabajando juntas para asegurar, tal vez, el sistema ecológico más importante del mundo que gobierna y controla todos los sistemas climáticos, no solamente en la región sino del planeta”.

Como colofón de la reunión, el presidente Duque dijo que espera el 60% del cumplimiento de los objetivos del Pacto de Leticia para agosto 2022. “Seguramente, cuando estemos desarrollando la cuarta cumbre, donde tendremos muchos más resultados demostrables por parte de todos los países”, puntualizó el presidente.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Rafael González Toro.
Rafael González Toro.

Compartir :

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Suscripción

Suscríbete para recibir información nuestros artículos de noticias, opinión, boletines y eventos.

Close Bitnami banner
Bitnami